top of page

FALTA DE PROTOCOLOS IMPIDE DEBIDA ACTUACIÓN POLICIAL Y RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONA


Durante el mes de noviembre, tuve la oportunidad, en mi calidad activista social a favor de los derechos de las Personas con discapacidad y de parte de la Empresa de Seguridad Privada fuerza 7 Servicios Integrales que represento en Morelos, de impartir un Curso de Capacitación en materia de Derechos Humanos con perspectiva de Discapacidad y un taller denominado Empatía con mi Discapacidad ambos a un poco más de 100 elementos de seguridad Pública pertenecientes al Mando Único de Morelos.

Esta actividad tuvo origen en la preocupación constante que he tenido siempre por la defensa de los derechos de las Personas con discapacidad y al apercibir algunos signos de discriminación y abuso de autoridad menores en este municipio de parte de elementos de estas corporaciones en agravio a las Personas con discapacidad, por lo que sugerí a Alcalde la necesidad de implementar este Curso Y Taller en Derechos Humanos que afortunadamente fue bien apoyado por su municipio y como lo son todas las propuestas en torno a la Inclusión considerando la gran voluntad política y solidaridad que siempre antepone nuestro Alcalde quien además se identifica plenamente con estas causas porque es parte y emanado de este movimiento social que ha defendido siempre la causa de este sector social.




De tal manera que el Curso se estableció dos etapas consecutivas: la primera, que fue la teórica integrada por generalidades en los temas de los derechos humanos y el fundamento legal compuesto por el marco de protección tanto internacional como nacional, las reformas constitucionales en materia de derechos humanos de junio de 2011 y básicamente el tratado internacional en este tema que es la Convención sobre los derechos de las Personas con discapacidad; la segunda parte fue el Taller de Empatía que básicamente consistió en tres dinámicas de grupo para conocer de cerca la problemática y los retos a los que se enfrenta en la vida diaria o en la cotidianeidad las personas con discapacidad motriz, con discapacidad auditiva y discapacidad visual para lo cual cada dinámica alterna tuvo instructores y monitores que particularmente presentan ese tipo de discapacidad los cuales desarrollaron diversos escenarios vivenciales.



Cabe destacar que dentro de la parte teórica hubo una serie de información pero además una senda retroalimentación de parte de los elemento de seguridad pública los cuales reconocieron una serie de obstáculos y deficiencias en las actividades policiacas rutinarias como por ejemplo la detención y revisión de vehículos y Personas sospechosas y donde particularmente se involucran Personas con discapacidad que conducen, viajan a bordo a transitan en las calles y que particularmente se dificulta este tipo de actuación de la autoridad en el caso de las Personas con discapacidad auditiva o discapacidad intelectual que podría al momento parecer “sospechosa” su actitud al interactuar o comunicarse con la autoridad y por la grave de la ausencia o inexistencia de Protocolos de Actuación para los elementos de seguridad pública para la atención de Personas con discapacidad en sus diversas modalidades como es el caso de España que tiene un protocolo-guía para la Intervención Policial con Personas con discapacidad (considerando diversos síndromes como el de down, asperger, velocardiofacial, Rubinstein-taybi etc) y lo que permite a las Fuerzas de Seguridad del Estado adaptar sus procedimientos cuando una Persona con alguna de las discapacidad contenidas en el mismo forme parte de las investigaciones y actuación policial.



México todavía tiene una enorme brecha entre las obligaciones en materia de derechos humanos y los diversos pendientes que atender como es el caso de la políticas públicas y sobre todo la armonización de muchas y muy diversas normatividades como son los casos de los protocolos de actuación que si bien es cierto que ya se ha avanzado en lo más general como lo es el de la actuación policial para la detención de probables responsables en el marco del sistema penal acusatorio, todavía falta mucho camino que recorrer para crear protocolos necesarios para la atención de grupos vulnerables como el caso del sector de Personas con diversas discapacidades y máximo ahora que recientemente la función policial adopta una faceta cada vez más “represiva” y desde luego lo que tiene que ver con la “persecución” de los ciudadanos infractores de la Ley y sobre todo las que tienen alguna facultad investigadora en ciertos delitos, lo que hace parecer que la policía como un ente indolente a la sociedad a la que se debe socialmente y que solo a través de la creación e implementación de los protocolos especializados en materia de discapacidad se podrá tener en México un trato correctamente aceptable en sus relaciones con la sociedad y procurar el respeto irrestricto a los Derechos Humanos


Tte. Ret. Alejandro Gallardo López, Director General de Fuerza 7 Servicios Integrales, empresa del ramo de seguridad privada en Morelos

 

Destacados
Notas Recientes
Busqueda por Tags
Síguenos
  • Facebook Social Icon
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Social Icon
bottom of page